Features

Edición especial por Los Mártires de Georgia

Originally Appeared in : 9819-9/13/18

View the PDF


                                   

Un Mensaje del Obispo

 

Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

 

¡Paz y Bien!

 

Cuando fui nombrado obispo de la diócesis de Savannah en el año 2011, se me presentaron repentinamente en la vida una serie de cambios y sorpresas. Como obispo franciscano, una de las sorpresas más notables fue saber que la diócesis de Savannah había presentado a la Congregación para las Causas de los Santos en Roma un caso formal de beatificación, para que cinco frailes franciscanos, que murieron en la costa de Georgia en 1597, sean reconocidos como mártires de la fe. 

 

Pulsa la imagen leer un PDF dela Edición Especial por Los Mártires de Georgia. 

Leí el documento oficial que se presentó a Roma, meticulosamente preparado por un equipo de expertos franciscanos y representantes diocesanos a lo largo de varias décadas, y hallé que las vidas de Fray Pedro de Corpa y sus frailes compañeros Blas, Miguel, Antonio, y Francisco, fueron bastante destacadas. Aprendí sobre la cadena de misiones fundada por los misioneros españoles a lo largo de la costa atlántica de Florida, Georgia y Carolina del Sur a fines del siglo XVI y acerca de las relaciones amistosas en general que existían entre los misioneros y diferentes pueblos indígenas.

 

Poco después de llegar a Savannah visité el sitio de la Misión de Santa Catalina de Guale, fundada en la década de los años 1590 a orillas de lo que es hoy la Isla de Santa Catalina a aproximadamente treinta millas al sur de Savannah. Dirigió la excursión el Dr. David Hurst Thomas, arqueólogo del Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, quien ha dedicado gran parte de su vida profesional a buscar, investigar y preservar la historia de la misión. Celebré Misa en un altar rústico situado donde se hallaba la misión, un área ahora marcada por hermosas palmeras. Aquí innumerables indígenas Guale conocieron a Cristo, y los restos de muchos de ellos todavía se encuentran enterrados en ese lugar. Fue aquí donde Fray Miguel y Fray Antonio fueron martirizados en 1597, cuando se negaron a creer que un grupo de combate estaba yendo a matarlos. Para mí fue una emoción única celebrar la Misa en este lugar sagrado, donde los frailes también celebraron Misa hace siglos, así como pisar esa tierra santa, consagrada por la sangre de los mártires.

 

Consciente de que he heredado los frutos de los incansables esfuerzos de muchas personas que me antecedieron, incluyendo a los obispos que me antecedieron Raymond Lessard y Kevin Boland, mi deseo es que este caso avance en Roma para que la iglesia reconozca a estos frailes franciscanos como mártires, y sean declarados beatos. Renuevo mi compromiso con esta causa cada vez que considero el valor que ellos mostraron al dejar atrás su país natal de España para predicar el evangelio en tierras lejanas, y la firmeza con la que predicaron la fe, aun cuando tuvieron que defender la sacramentalidad del matrimonio con sus vidas. La historia de Fray Pedro de Corpa y sus compañeros es oportuna, y
su beatificación en el siglo XXI es apropiada porque estos hombres defendieron el Sacramento del Matrimonio. Hoy para nosotros son muestra de esperanza, cuando las fuerzas seculares intentan redefinir la institución del matrimonio, haciendo de los frailes una expresión de acogida para todos aquellos que se esfuerzan por vivir la vocación del matrimonio.

 

En 2015 visité la Congregación para las Causas de los Santos para averiguar sobre la causa, y me dirigieron al padre Giovangiuseppe Califano, OFM, el Postulador de la Causa de Fray Pedro de Corpa y Compañeros. El padre Califano nos ha guiado durante estos últimos años para que el caso avance. La cooperación de los Frailes Franciscanos de la Provincia del Santo Nombre de Nueva York continúa, ya que durante muchos años esta provincia ha conducido la causa. Bajo la dirección del padre Califano, la diócesis de Savannah ha tomado medidas para aumentar la conciencia y devoción a estos cinco valientes frailes que fueron los primeros en predicar la fe católica en nuestro estado. Hemos desarrollado una variedad de maneras de contar la historia de Fray Pedro de Corpa y Compañeros que incluyen un hermoso sitio web, tarjetas de oración, posters y otras iniciativas. En un futuro próximo esperamos tener signos tangibles en los diversos sitios del martirio de los frailes a lo largo de la costa de nuestra diócesis.

 

Como obispo franciscano, me siento especialmente decidido a contribuir a que la iglesia reconozca públicamente el precio del discipulado en la predicación audaz y el testimonio de las enseñanzas de la Iglesia. Fray Pedro de Corpa y sus compañeros son nuestros antepasados espirituales en el sur de Georgia, una iglesia local que es rica en diversidad e historia. Pidámosles que oren por nosotros y nuestras intenciones, y que su sacrificio supremo en el nombre de Cristo sea reconocido oficialmente por la Iglesia.

 

Quedo de ustedes sinceramente en Cristo,

 

 

 

 

Reverendo Gregory J. Hartmayer, OFM Conv.

Obispo de Savannah

Go to top